Los Transgénicos Amenazando la Sabiduría Ancestral

por Ana María Quispe

El estribillo de acabar con la desnutrición en un país rico y mega-diverso como el Perú cuna de los mejores y más nutritivos alimentos del mundo es una de esas farsas que se escuchan a diario por oídos algo atrofiados y acostumbrados ya a escuchar las mismas mentiras por décadas. Peor aún en momentos en que los diabólicos cultivos transgénicos (organismos genéticamente modificados) causantes aberrantes de los peores problemas de salud, alimentarios, ecológicos, económicos y de justicia social en el mundo amenazan el futuro de todo un país. Los transgénicos van de la mano con el prometido asistencialismo a los pobres que según los críticos y la experiencia de varios países ha creado un sector dependiente que muchas veces abandona ya el ardiente deseo del verdadero desarrollo.

En EEUU cuna de los transgénicos y cuya crisis de salud va de acuerdo a su crisis económica, eso es lo que justamente ha sucedido y, el mejor ejemplo es el que por décadas el asistencialismo de los cupones de alimentos pagan por las satánicas gaseosas y otros alimentos chatarra que le han convertido en la población más enferma del país y que poco a poco e indirectamente ha sido la causa de la pérdida de su liderazgo en el mundo científico y económico.

Pero las economías emergentes no necesariamente están libres de problemas de salud que curiosamente también están indirectamente vinculados a los transgénicos, así vemos por ejemplo que la diabetes lidera en India y China, lo que corrobora esa ley de salud pública que explica que “cuanto más dinero se tiene, peor se come”.

Las fuertes críticas al asistencialismo en un país ha emanado siempre de los verdaderos líderes comunitarios que continúan trabajando incansablemente por un real desarrollo de los pobres, muchos de ellos son profesionales con un alto sentido de ética y de justicia, y aunque algunos no lo sean, no es necesario ser un erudito universitario para recordar el viejo adagio de que el pueblo no necesita peces, necesita que “le enseñes a pescar”.

Mi visita a un pueblo rural de Huancavelica de aquellos que usualmente se etiquetan de “extrema pobreza” me ha hecho ser testigo una vez más de esta realidad que va también creando más pugnas entre el gobierno y el pueblo. Los valles fértiles de este bello pueblo le dan un marco moderno y futurístico que cualquier europeo o norteamericano envidiaría. Sus cerros después de algunos meses de lluvia ofrecen un verdor similar a los sagrados andenes pre-coloniales, donde aun florecen plantas silvestres cuyas propiedades curativas o nutritivas van siendo ignoradas por esa “nueva generación” que recibe la ayuda asistencial. Esta es la generación que prepara sopitas de fideos o arroz con “cubitos”, cuyos hijos llegan a la escuela con chupetes de colores artificiales en la mano de desayuno. Como resultado, esos son los niños que padecen de desnutrición, lo que se prueba a menudo con los resultados sanguineos realizados a estas familias.

En contraste estuve hospedada en casa de una familia cuya casa puede fácilmente ser catalogada como pobre por la falta de hasta los servicios más necesarios, pero cuya sabiduría, quizá ancestral, hace que sus dos niños debidamente planificados de 12 y 2 años los convierta en una de las familias mejor alimentadas del pueblo según sus pruebas de sangre. Y es que ellos no se preocupan por el irrisorio sueldo del profesor de matemáticas que los sustenta, sino más bien del desarrollo de su huerta biodiversa de la que depende su salud y alimentación. Celia, la otra jefa de esta familia me contaba de un serio accidente por la caída de uno de sus niños que le dejó un hueco hoy invisible en la cara del bebé “curado” por una resina “lechoza” de una planta del jardín….. He compartido los alimentos locales más saludables y deliciosos con esta gentil familia, donde las carnes, la leche, el azúcar, los aceites, los fideos, el arroz y hasta el pan, diría también diabólicos, están ausentes del menú diario. Ellos me han servido para demostrar en las varias conferencias que ofrecí que la riqueza de un pueblo no depende de cuánto dinero se tenga, sino de la rica naturaleza que le rodea y de la sabiduría de sus pobladores que continúan luchando para que esta riqueza ancestral hoy amenazada por los transgénicos, ocultos ya no sólo en los alimentos chatarra sino hasta en los de primera necesidad, perdure para siempre.

Anuncios

Acerca de Ana Maria Quispe

dietista, ecologa, defensora de derechos humanos, pacifista
Esta entrada fue publicada en transgenicos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Los Transgénicos Amenazando la Sabiduría Ancestral

  1. David Arèvalo dijo:

    Una buena observaciòn crìtica a los efectos de la globalizaciòn del mercado. Hace varios anhos estuve en Cusco y una senhora del luagar decìa senhalando el Valle Sagrado “todo esto deberìa estar brillando de trigo y cebada” lamentando que se estuvieran levantando hoteles y otras infraestructuras al lado de programas que no fomentaban el agro. Entre otras cosas que le escuchè decir era que los 100 soles que les daban del gobierno tenìas que gastarlos en ir a las tiendas y conprar chocolates y todas esas cosas mecionadas en este artìculo, “eso es modernizarse?” se decìa. Los datos que ofreces son suficientes para darnos cuenta de lo absurdo y peligroso para la integridad humana esta lògica ciega del mercado. En realidad lo que prevalece en la lògica del mercado es ganar màs dinero a menor costo, considerando al individuo sòlo como consumidor. No importa el enganho, lo que importa es que consuman para ganar màs; ya hemos sido testigos de las falsas voces de alarma epidèmica emitidas por grandes farmaceuticas sòlo para aumentar las ventas de sus vacunas. El discurso puede continuar. Pienso que es necesario divulgar el valor de la sabidurìa ancestral y promover el consumo de los productos naturales senhalando sus valores nutrientes, asì como en una època se difundiò masivamente las virtudes del cuy como fuente rica de proteìnas, sòlo por poner un ejemplo, e intercambiar informaciòn con otras comunidades como las Bolivianas o Ecuatorianas, que son poseedoras de una sabidurìa sìmile y variada segùn su geografìa.

  2. Pingback: Peru: Growing Debate Regarding Genetically Modified Farming · Global Voices

  3. Pingback: Global Voices | 秘鲁:抗拒基因改造农业 | 穿墙链接 http://dld.bz/caonima777

  4. Pingback: Perù: si intensifica il dibattito online sull’agricoltura OGM

  5. Pingback: Peru: Cresce o Debate sobre Agricultura Geneticamente Modificada · Global Voices em Português

  6. Pingback: ペルー: 高まる遺伝子組み換え農業についての議論 · Global Voices 日本語

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s